En la primera reunión plenaria, que duró poco más de una hora, los legisladores y legisladoras establecieron como fecha de apertura del debate el martes 10 de abril y se acordó que los integrantes de las cuatro comisiones podrán entregar sus propuestas y una lista de cuatro expositores hasta el 7 de abril. De esta manera, se estima que a fines de mayo se terminen de escuchar las diversas voces y se acuerde el dictamen para llevar el debate al recinto a principios de junio. Durante el histórico inicio del tratamiento del proyecto de despenalización del aborto en las afueras del Congreso se realizó un nuevo "pañuelazo" para respaldar la iniciativa.  

El proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que lleva la mayor cantidad de adhesiones por parte de los legisladores es el propuesto por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que reunió en su séptima presentación parlamentaria, las firmas de 71 diputados, la más alta conseguida desde 2006, cuando menos de diez legisladores acompañaron la primera iniciativa. 

La comisión plenaria será encabezada por el titular de la comisión de Legislación General, el diputado del PRO Daniel Lipovetzky, uno de los cinco legisladores del oficialismo que firmó el proyecto de ley presentado por la Campaña. Además de la iniciativa presentada por el colectivo feminista que reúne a más de 250 organizaciones también se presentaron otros proyectos con las firmas de  los legisladores Sergio Wisky (Pro), Marcelo Wechsler (Pro), Araceli Ferreyra (Movimiento Evita) y Daniel Filmus (FpV-PJ).

El masivo "pañuelazo" realizado en febrero pasado demostró que el debate acerca del aborto contaba con un respaldo social inédito hasta aquel entonces. El Gobierno asumió el dasafío y confirmó en la apertura del año legislativo que promovería el debate parlamentario, a pesar de que el presidente Mauricio Macri ratificó su firme rechazo a la despenalización. Finalmente, el proyecto fue presentado el 6 de marzo por séptima vez y la histórica movilización del 8 de marzo, el día del Paro Internacional de Mujeres, multiplicó el reclamo:  "En nuestro país se realizan entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año. Hoy el aborto clandestino, e inseguro, sigue siendo la principal causa de muerte de personas gestantes", denunció una marea de mujeres, lesbianas, trans y travestis en aquella jornada. 
 
  La reunión de esta tarde definirá el cronograma de las audiencias de los martes, en las que se escucharán las voces de diversos especialistas, con una extensión máxima de 10 horas. Desde 2006, según un informe de Directorio Legislativo, el proyecto se debatió en tres oportunidades, en 2011, 2014 y 2016, siempre en comisiones encabezadas por legisladores opositores, nunca fue tratado por el plenario de las comisiones involucradas ni llegó al recinto porque los respectivos proyectos perdieron estado parlamentario.
 
El proyecto de la Campaña este año ingresó al Congreso Nacional con un récord de adhesiones, gracias a que 71 legisladores respaldaron la iniciativa. Según precisa el informe de Directorio Legislativo, salvo en 2016, en cada oportunidad el proyecto incorporó un mayor número de firmantes, un dato alentador que prenuncia un debate intensivo. Lipovetzky adelantó a PáginaI12 que el objetivo es que el plenario de comisiones permita "un debate acotado en el tiempo" para "poder llevar el tema al recinto en junio". Esas presunciones quedaron expresadas esta tarde en el primer encuentro de la comisión plenaria. 

La predisposición de los legisladores a tratar el proyecto llega con el respaldo no solo del movimiento feminista sino también de la opinión pública. De acuerdo con las encuestas de Managmente & Fit y Opinión Pública, en la Ciudad de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires entre el 57 por ciento y el 66 por ciento de las personas se manifiesta de acuerdo con la interrupción voluntaria del embarazo. Mientras que en todo el país, de acuerdo con la encuestadora Synopsis, el porcentaje disminuye, pero al 53,5 por ciento.