El tiempo - Tutiempo.net

Viernes 23 de Agosto del 2019

11-02-2019

Las pruebas de aportantes truchos se siguen acumulando

Las relaciones entre el Gobierno Nacional, empresas de seguridad y de construcción están en la mira.

La causa por los aportantes truchos sigue sumando pruebas. Ahora, están en la mira contratistas y empleados del Gobierno. La sobrina del juez Irurzun, que intervino en el caso, figura como aportante. La causa judicial que generó revuelo dentro y fuera del círculo político del presidente Mauricio Macri, ya ha pasado por tres jueces y aún no está confirmado el magistrado que quedará a cargo. Las pruebas de la causa por aportes truchos muestran que la campaña del presidente en el 2015 tiene cuestionables movimientos.

Gustavo Vera, junto a La Alameda presentaron un relevamiento en el que varias empresas y sus empleados, que figuran como aportantes a la campaña de Cambiemos en 2015, han ganado contratos millonarios con el Estado porteño y nacional. La Justicia deberá encargarse de investigar si estos aportes realmente son auténticos o se trata de maniobras fraudulentas por parte del partido de Macri.

La nueva información aportada por La Alameda se relaciona con presuntas transacciones en forma de contratos y licitaciones a empresas proveedoras del Estado porteño que habrían llegado directamente a la campaña a través de empleados y ejecutivos. Por otro lado, otra arista de la investigación está orientada a la supuesta utilización de empleados públicos para blanquear aportes de orígenes desconocidos.

El magistrado encargado del caso, Irurzun, se encuentra sumido en un revuelo por presuntos pedidos de coimas, es por ello que el viernes se desprendió de la causa y se la envió al juez Ariel Lijo. Todavía falta que confirme si asumirá o no el caso. 

La Alameda, a partir de su investigación, comenzó a identificar empleados de empresas contratistas que contribuyeron a la campaña de Mauricio Macri con un monto de 5.237.215 pesos. Durante el gobierno de Macri, esas empresas ganaron contratos millonarios, entre ellas empresas de construcción y de seguridad.

Un caso concreto es el de Brendao Osso, empleada de la empresa de seguridad Murata S.A. logró desentrañar cómo aparecía su nombre y el de otros 11 compañeros de trabajo en la lista de aportantes en la campaña de Cambiemos. Brenda fue utilizada tres veces, supuestamente habría aportado 93 mil pesos en las PASO de 2015, otros 30 mil pesos en la campaña presidencial de octubre y unos 16 mil pesos más en la campaña legislativa del oficialismo en Buenos Aires.

El dueño de la empresa en la que trabajaba Osso, Roberto Raglewski, admitió haberle dado la lista de empleados a Mauricio Macri para la campaña. Además, antes de la elección la empresa Murata ganó licitaciones en el gobierno de la provincia de Buenos Aires, y en 2018 obtuvo dos contratos millonarios en el Estado nacional, según diario PERFIL.

La investigación acerca de los aportantes truchos se encuentra en curso. Cada vez hay más pruebas en contra del actual Presidente de la Nación Argentina. Su campaña electoral del año 2015 presenta algunos puntos flacos en cuanto a su financiamiento. El juez Lijo ya pidió información sobre las cuentas de la campaña electoral para ir introduciéndose en la causa.

DEJANOS TU COMENTARIO


COMENTARIOS