El tiempo - Tutiempo.net

Viernes 14 de Diciembre del 2018

06-12-2018

Catuna y Chepes celebraron junto a los 41 nuevos profesionales universitarios

LA RIOJA.- 41 nuevos profesionales universitarios, 31 pertenecientes a la Sede Catuna y 10 a la Sede Regional Chepes, recibieron sus respectivos diplomas en el acto que se llevó a cabo en la Sede del Departamento General Ocampo.

La ceremonia estuvo encabezada por el rector de la Universidad Nacional de La Rioja, Fabián Calderón, acompañado por los decanos de las unidades académicas anfitriona, César Carrizo, y de Chepes, María Marta Patané; los secretarios de Asuntos Académicos, Miguel Molina, y de Relaciones Institucionales, Bernardo Sánchez Alem; la subsecretaria de Graduados, Cristina Uliarte, decanos de departamentos académicos y sedes universitarias, autoridades de  FUNLaR, OSUNLaR, gremios ATUR, SIDIUNLaR y ARDU, y demás referentes universitarios, docentes, estudiantes y público en general.

Previo al acto protocolar, la decana de la Sede Chepes, María Marta Patané, manifestó su alegría por el hecho de unificar las Sedes para celebrar una nueva colación de grado, “Es un día muy emocionante y especial, porque 10 de nuestros graduados de las carreras de Educación Física, Biología y Enfermería, vienen de visita a la Sede de Catuna a recibir sus títulos tan ansiados los cuales han logrado con mucho esfuerzo”, expresó.

Seguidamente, ya en la parte formal, tras el ingreso de las banderas de ceremonia y la entonación de los himnos nacional y provincial, se procedió a la toma de juramento de los flamantes graduados.

 

Por consiguiente, el decano César Carrizo brindó su discurso dirigiéndose a los profesionales de ambas Sedes: “Gracias al fruto de sus esfuerzos, dedicación y perseverancia destinados al conocimiento y formación profesional, hoy pueden llegar a sus logros. Su relación con la universidad no termina aquí, sino que continúa. La UNLaR, hoy, brinda a sus graduados nuevas alternativas y posibilidades, como lo son las becas para graduados y pasantías rentadas que tienen como finalidad promover el perfeccionamiento y la especialización”, afirmó. Seguidamente, en relación a los graduados -que en su mayoría corresponden a la primera generación de sus familias que se convierten en profesionales universitarios-, acotó: “Nunca olviden de sus padres, porque ellos se habrán privado de muchas cosas que seguro a ustedes no se las dijeron, quizá para no preocuparlos y darles la posibilidad de seguir adelante y lograr este título”.

Luego, tomó la palabra el rector Calderón, quien hizo alusión a los nuevos graduados de la universidad pública: “Esto es el resultado de decisiones de un pueblo de Los Llanos de La Rioja que decidió caminar, avanzar luchando y defendiendo, emprendiendo con su gente, con su costumbres, tradiciones e instituciones. Caminar significa avanzar, nunca retroceder, por eso la universidad pública ha decidido sentirse parte de la construcción de una comunidad del aprendizaje”, sostuvo. Enseguida agregó: “Las universidades públicas tenemos el rol de generar oportunidades, esperanzas y expectativas e involucrarnos con las problemáticas que nos duelen y agobian, pero que son parte de las realidades de nuestros pueblos, que tienen que estar presentes en nuestras aulas y en el aprendizaje de todos los días”.

Para finalizar, el Rector felicitó a los nuevos graduados, diciendo: “los hijos y las hijas de la universidad pública tenemos el desafío de comprometernos con la profesión, pero también comprometernos con la realidad de nuestros pueblos; que no los encuentre la vida caminando su profesión siendo distantes con la realidad y no jugarse para transformarla”.

Posteriormente, llegó el momento más esperado por los nuevos graduados: la entrega de sus anhelados diplomas.

Después de vivir este momento especial, la Licenciada en Trabajo Social, Casandra Guzmán, comentó sobre la satisfacción de haber llegado a la meta de convertirse en profesionales: “Fue un día de mucha emoción, porque esperamos mucho este título que fue con mucho sacrificio, en mi caso porque soy madre de dos niños, pero gracias a Dios pude lograrlo”, expuso. Por otra parte, dejando un mensaje para los estudiantes universitarios, dijo: “Si uno tiene ganas de estudiar tiene que centrarse en eso, siempre vamos a pasar por obstáculos, a veces queremos dejar por muchas cuestiones y carencias, pero eso queda muy chiquito cuando uno obtiene el título, porque es un logro muy grande, tanto personal como para el lugar a donde uno pertenece”.

DEJANOS TU COMENTARIO


COMENTARIOS