El tiempo - Tutiempo.net

Jueves 14 de Noviembre del 2019

07-11-2019

HISPANTV

Trump usa muerte de Al-Bagdadi como propaganda de armas de EEUU

EE.UU.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, vuelve a mencionar la muerte del líder de Daesh con fines propagandísticos; esta vez, con miras a vender más armas.

En un mitin electoral, celebrado el miércoles, en el estado de Luisiana (sur de EE.UU.), Trump volvió a hablar de la operación de las fuerzas especiales estadounidenses, en la que, según anunció él mismo, murió a fines de octubre el líder del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), Abu Bakr al-Bagdadi, en la aldea de Bashira, ubicada en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.

El mandatario republicano, que busca la reelección en las elecciones de 2020, dijo que Estados Unidos está “derrotando el terrorismo” y acabó con la vida de un “animal monstruoso”, en referencia a Al-Bagdadi.

Trump, cuyo talento de comerciante supera en creces al de gobernante, lanza el sutil mensaje de que la muerte del máximo cabecilla del EIIL se logró mediante el uso del “precioso” equipo militar, que incluye cohetes, aviones y buques, de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Esto, mientras Estados Unidos, como el mayor vendedor de armas, alimenta una mortal carrera armamentística en todo el mundo, centrada en particular en la región del oeste de Asia.

A un año de las elecciones de EE.UU., el inquilino de la Casa Blanca no ha escatimado ninguna oportunidad en los últimos días para utilizar la muerte de Al-Bagdadi en la recolección de nuevos votos.

El 31 de octubre, el presidente de Siria, Bashar al-Asad, expresó dudas sobre la operación de Washington para eliminar al líder de Daesh y consideró necesario la presentación de pruebas que confirmen la liquidación de Al-Bagdadi.

Al-Asad volvió a rechazar el proclamado rol de Washington en la lucha contra Daesh y tachó de “puro engaño” que la anunciada muerte de Al-Bagdadi suponga el fin de la banda takfirí. Daesh seguirá existiendo porque EE.UU. lo dirige, remarcó.

Además, de fines electorales y comerciales, muchos observadores ponen de relieve que la muerte de Al-Bagdadi podría servir a Trump para reducir su impopularidad y distraer la atención pública del impeachment (juicio político) que impulsan los demócratas en su contra.

El magnate neoyorquino volvió en el mitin de Luisiana a culpar a los medios de comunicación y al Partido Demócrata de haber iniciado la investigación que lo podría destituir y tachó el proceso de una desquiciada cacería de brujas.

DEJANOS TU COMENTARIO


COMENTARIOS